• Ya has llegado al número máximo de favoritos. Para poder agregar más debes iniciar sesión

Author avatar

Louise Twyman

EDITOR ESTILO

Mayo

02/2017

COMPARTIR

primark

Mi primer Día de la Madre

Escrito por Lucy Felton

La periodista especializada en moda y madre primeriza Lucy Felton sabe algo de cambiar pañales y pasar noches en blanco. Para conmemorar su primer Día de la Madre, la fundadora del blog de moda The Lucy Edit nos relata aquí, con todo lujo de detalles y total sinceridad, cómo es la vida con un recién nacido.

primark

Que suenen las campanas… ¡he conseguido sobrevivir hasta el Día de la Madre! El primero en mi vida, por cierto. Qué inconsciente era yo hace siete semanas, cuando di a luz a mi pequeño, del enorme cambio que estaba a punto de sufrir mi vida. Mi amorcito, Hector, se adelantó dos semanas a la fecha esperada, el 5 de febrero de 2017. Da igual cuánta información hubiera recopilado sobre bebés y sobre cómo acomodar su habitación, ni cuántas veces fuera de compras a la sección de recién nacidos. Nada de eso sirvió para prepararme para el impacto que sufrió todo mi ser cuando volvimos a casa del hospital con nuestro retoño en los brazos. 

¿Os suena de algo? A todas las nuevas mamás que estéis intentando adaptaros al cambio colosal que implica la maternidad, os digo: no estáis solas. Durante mis nueve meses de embarazo —siendo las náuseas matutinas, las estrías y las noches de insomnio solo algunos de los tantos retos superados— tuve un montón de tiempo para meterme en materia. Pero entonces, justo cuando estaba preparándome para el parto y ya empezaba a pillarle el truquillo a eso de vestirme con gracia a pesar de la enorme barriga… ¡bum! El niño ya estaba en mi regazo y nada volvería a ser lo mismo.

primark
primark

Cuando las hormonas hagan de las suyas y parezca que te estás volviendo loca, párate en seco, respira y celebra el hecho de que acabas de traer una personita al mundo. Nadie dijo que los primeros días iban a ser fáciles, ¿verdad? Por algo lo llaman el cuarto trimestre, y es que aunque ya no lleves al bebé dentro de ti, los primeros tres meses con un recién nacido son tan complicados como los tres trimestres de embarazo. Mi nuevo mantra es «vive cada día momento a momento». Para poder progresar a largo plazo primero tengo que sobrevivir a corto plazo. Me tomo las cosas con calma, sin para nada pretender llevarme el premio a la madre del año; con ganarme la etiqueta de mamá cariñosa, feliz y relajada tengo suficiente. Para conseguirlo necesitas reconocer cada pequeña tarea como una victoria y permitirte algunos momentos de holgazanería materna. ¿Has conseguido servirte una taza de té (con una sola mano) y logrado tomártela antes de que se enfríe? ¡Bien hecho!

¿Sobreviviste a tu primera semana de lactancia? ¡Eres una crack! Lo mismo vale para la primera vez que le cambias los pañales fuera de casa, que consigues doblar el cochecito, conducir y bañarle tú solita; todos estos son logros que a mi parecer merecen una medalla de oro. Tienes que olvidarte de esos días en los que tu peque aún no había nacido y podías hacer mil cosas a la vez, haciendo malabares para entregar tu trabajo a tiempo, poner tres lavadoras, hacer la compra de la semana, pedir cita en la pelu y darte caña en el gimnasio, todo, antes del mediodía un sábado. Ahora estás en el huso horario del bebé; un mundo completamente diferente. Cuando a las 4:00 de la mañana tu criatura decide que es la hora de las brujas, recuérdate a ti misma que ser madre es lo mejor que te va a pasar en la vida y que, honestamente, es el regalo más increíble y precioso que vas a recibir nunca a cambio de nada. Ni siquiera el diamante más exclusivo ni el coche más lujoso podrían compararse con la emoción que produce abrazar a tu tesorito. La sensación de saber que depende completamente de ti para recibir amor, mimos y cientos de palmaditas para sacar sus eructitos es indescriptible.

primark
primark

Este año, tanto si se trata de tu primer Día de la Madre, como si es tu tercero o incluso tu trigésimo, olvídate de esa pomposa tarde de café y pastas, escabúllete de cenas pretenciosas y pasa de gastarte una fortuna en una miniescapada, porque lo único que importa a la hora de hacer que ese día cuente es bajar el ritmo, desconectar y disfrutar a tope de las pequeñas cosas. La pila de ropa sucia, la lista de las tareas y los millones de emails que colapsan tu bandeja de entrada pueden esperar.

La clave es que puedas parar y centrarte en lo que realmente vale la pena; reforzar lazos afectivos, priorizar vuestro bienestar y no perderte nada de esos primeros momentos como familia. Deja que todo lo demás te resbale. Esos días en los que son tan pequeñitos pasan muy rápido, así que disfruta al máximo de cada instante antes de que crezca hasta tal punto que le dé vergüenza cogerte de la mano. Y para todos los padres ahí afuera: ¡sois geniales, chicos!


Acompáñame en mi experiencia como madre en Instagram @TheLucyEdit

PRIMARK
22.02.17

Niños

Básicos para recién nacidos

¡Ropa ESENCIAL para los fashion-victims más peques!

PRIMARK
20.01.17

Niños

La lista para ir al hospital

¡A tu lado para ayudarte a preparar esa maleta tan especial!

Author avatar

Louise Twyman

EDITOR ESTILO

Mayo

02/2017

COMPARTIR

primark

¡Genial!

Has añadido el primer artículo a tus favoritos.
Para verlos cuando quieras, haz clic aquí.

¿Te toca actualizarte?

Puedes acceder a Primark.es con las versiones más recientes de varios navegadores web, como Chrome, Firefox y Safari. Comprueba que tienes instalada la última versión para sacar el máximo partido de Primark.es