Publicación anterior Siguiente Artículo

5 modos de reciclar prendas vaqueras viejas

Es hora de poner a prueba tu capacidad de reutilización. Ninguna prenda vaquera —ni unos tejanos descoloridos ni una chaqueta de verano muy usada— se merece caer en el olvido. Por eso, hay que buscar maneras de darles una nueva vida. Nuestros consejos de reciclaje y reutilización te inspirarán para transformar tus prendas denim viejas en ropa flamante y artículos para el hogar originales.

1. Vaqueros blanqueados

Imagen de blanqueado
GIF de blanqueado

Paso 1

Para aplicar la lejía en los vaqueros, hemos usado una botella pequeña con aplicador. Prepara una solución con 1 parte de agua tibia y 4 de lejía y, antes de ponerte manos a la obra, humedece los vaqueros. Antes de nada, dobla los tejanos por la mitad y hacia atrás. Repite este gesto de abajo arriba en intervalos de 1 cm. Luego, más o menos cada 5 cm, ata la tela doblada con una goma elástica.

Paso 2

¡Ahora empieza lo bueno! Coge la botella con aplicador, vierte lejía en una sección sí y otra sección no de las que has separado con gomas elásticas y deja reposar entre 5 y 10 minutos para que se absorba. ¡Segundo asalto! Saca todas las gomas y alisa el tejido para que no quede ninguna arruga; acto seguido, aplica otra capa de lejía a cada sección, esta vez moviéndote en horizontal y rellenando los huecos.

Paso 3

Cuando te guste el resultado, sumerge los vaqueros en agua fría y acláralos hasta eliminar casi toda la lejía. Luego hay que lavarlos en la lavadora con un ciclo normal, pero sin usar detergente ni suavizante, ya que podrían amarillear la prenda si queda algún resto de lejía. El último paso es tender los vaqueros al aire libre para secarlos aprovechando el sol primaveral.

2. Vaqueros desgastados

Imagen de prenda desgastada
GIF de tela desgastada

Paso 1

Ahora que empieza a hacer calor, es buena idea hacerte unos shorts vaqueros reciclados. Marca el largo deseado con un alfiler o un boli y, cuando lo tengas listo, dobla los vaqueros por la mitad y corta las dos mitades a la vez.

Paso 2

Utiliza una amoladora, papel de lija, una cuchilla o un rallador para rasgar el borde inferior de los vaqueros. Presta más atención a las zonas que suelen desgastarse antes, como las rodillas (si es que no las has cortado), los muslos y el trasero. Es tan simple como aplicar más fuerza y restregar repetidamente hasta que veas que empieza a perder color.

Paso 3

Ya te puedes imaginar cuál es el siguiente paso: mételos en la lavadora; esta vez, sí puedes usar suavizante para reblandecer las fibras. Una vez que estén secos, ya te puedes poner tus nuevos shorts vaqueros para disfrutar del sol.

3. Reciclado de vaqueros

Imagen de reciclado
GIF de reutilización

Paso 1

Para empezar, vamos a convertir tus vaqueros en un ovillo de hilos. ¿Acaso hay mejor manera de reducir los residuos al mínimo? En primer lugar, corta los bajos del pantalón. Después, corta cada pernera desde el lado exterior y en dirección hacia el muslo haciendo tiras horizontales de unos 2,5 cm de ancho. Es importante no cortar las tiras del todo, sino que hay que dejar entre 2,5 y 5 cm sin tocar en el interior de la pierna.

Paso 2

Haz un corte en el primer bucle de la parte inferior de los vaqueros. A continuación, haz un corte en diagonal en el punto en el que se juntan el bucle y el vaquero intacto. Repite este proceso todo a lo largo hasta llegar a la parte superior de la pernera. Cada corte que hagas alargará la hebra continua de tejido vaquero. Ahora solo tienes que enrollar hasta hacer un ovillo y prepararte para tejer.

Paso 3

Hemos creado una funda para cojín dando puntadas sencillas con agujas gruesas y tres ovillos distintos de hilo denim. Hay que tejer el doble del largo del cojín en cuestión; para ello, mide tu labor cada cierto tiempo en comparación con el cojín que irá dentro. Cuando el patrón esté listo, dóblalo por la mitad y teje una hebra de hilo vaquero hacia dentro y hacia fuera mientras unes la funda con las manos. De este modo podrás dejar un lado abierto. Finalmente, mete el relleno del cojín y junta el cuarto lado.

4. Vaqueros zurcidos

imagen de zurcido
GIF de zurcido

Paso 1

Lo primero es decidir dónde quieres colocar el diseño. Cualquier sitio donde haya roces o zonas desgastadas puede ser una buena opción.

Paso 2

Una vez que sepas dónde quieres que quede el bordado, coloca el aro inferior debajo de la tela y el aro exterior encima, de modo que ambos aros encajen. El siguiente paso es estirar bien el tejido vaquero para que quede lo más tenso posible entre las dos partes del bastidor. Por último, enrosca bien el tornillo del aro exterior para garantizar la tensión.

Paso 3

Coge el vaquero que has fijado al bastidor y empieza a dar puntadas largas verticales muy juntas. Luego, dale la vuelta a la tela y trabaja en el sentido contrario. Cruza los hilos por encima y por debajo de la primera hilera de puntadas verticales y avanza en horizontal por el tejido. En la siguiente fila horizontal, teje el hilo por encima y por debajo de las puntadas verticales. Repite hasta que veas que el zurcido ha cogido forma.

5. Vaqueros con aberturas

imagen de vaqueros con aberturas
GIF de vaqueros recortados

Paso 1

El primer paso es dibujar las formas que quieres recortar en los tejanos. Nosotros, por ejemplo, hemos optado por círculos de varios tamaños. Una vez hecho esto, coloca las plantillas encima de los vaqueros, coge un lápiz y traza las formas en cuestión. Repite esta acción tantas veces como quieras por todo el pantalón.

Paso 2

Coge unas tijeras y recorta las formas con cuidado. Te quedarán unos bordes sin rematar que, si no se tratan, pueden causar un deshilachado excesivo. Para evitarlo, reviste los flecos con esmalte de uñas transparente.

Paso 3

En cuanto el esmalte se haya secado, puedes bordar un ribete alrededor de los parches recortados para decorarlos. En Primark hemos combinado puntadas rectas y de cadeneta, pero puedes elegir el grosor y el punto de costura que prefieras. ¡Y ya está! Ya tienes tus propios vaqueros con aberturas.