Publicación anterior Siguiente Artículo

Entrevista: ilustradora Helena Covell

¿Por casualidad has visto los escaparates de Navidad de nuestras tiendas o página web? Si es que sí, seguramente te preguntes qué artista ha creado estas maravillosas ilustraciones festivas. Pues bien, permítenos presentarte a Helena Covell. Sigue leyendo para averiguar cómo dio Helena sus primeros pasos en el sector, cómo surgió la oportunidad de colaborar con Primark y qué consejos daría a los y las futuras ilustradoras.

ilustración de helena covell

Si el nombre Helena Covell todavía no te suena, pronto lo hará. Esta ilustradora «freelance» del condado inglés de Yorkshire, aficionada a crear personajes simpáticos y vistosos, roza ya el estrellato. «Trabajo mucho diseñando personajes», explica, «y ahora parece haberse convertido en el pilar central de todas mis creaciones. Creo que todo empezó cuando era más joven; estaba obsesionada con los videojuegos y los apasionantes personajes animados que los protagonizan».

Haber logrado una campaña de Navidad con una gran firma comercial con solo 26 añitos es toda una proeza. Por eso, nos interesaba saber cómo comenzó Helena en esta profesión.

«Empecé a trabajar en el mundo de la ilustración nada más acabar la universidad, aunque llevo dibujando en todo tipo de material desde que tenía tres años. Cualquier ilustrador te dirá que ha dibujado toda la vida o que lo lleva en la sangre; aunque estoy de acuerdo, yo no supe realmente lo que era ilustrar (ni que podía ser una profesión) hasta haber pasado por el curso de preparación de la Leeds Arts University. Lo único que tenía claro es que quería dibujar y crear. Pero solo empecé a tomármelo en serio una vez que terminé la carrera».

Es sabido que el mundillo artístico es muy competitivo y Helena confirma que llegar hasta donde está hoy en día no le ha sido fácil. Efectivamente, antes de comenzar a abrirse paso, tuvo un par de tentativas fallidas.

«Al acabar la uni, probé varios trabajos; intenté ser camarera, pero era malísima y al final me despidieron. Pero siempre tenía la ilustración en segundo plano. Así, el primer gran proyecto de ilustración al que me presenté fue para un libro infantil. Por aquel entonces, trabajaba en una papelería en Edimburgo y le envié mi propuesta a una editorial que se llama Nobrow. No supe nada al respecto hasta pasados varios meses y luego ya ni me lo creía. ¡Querían que trabajase con ellos! Me quedé a cuadros. Después de este primer proyecto, ya no podía pensar en dedicarme a nada más que no fuese ilustrar, porque es lo que de verdad quiero hacer».

«Intentaba dedicarme a ilustrar como algo extra mientras seguía trabajando en tiendas y fue entonces cuando decidí volver a casa para poder volcarme por completo en la ilustración. Cuando el libro salió, las cosas fueron ralentizándose y creo que me confié demasiado. Pensaba: "He hecho un libro, es genial"; y creía que iba a ser el primero de muchos éxitos profesionales».

Sin embargo, con la llegada del año nuevo, Helena seguía sin conseguir otros encargos y estaba tan agobiada, que consideró tirar la toalla. «O lo dejaba o volvía a la universidad o ponía toda la carne en el asador. Ahí fue cuando opté por volver a intentarlo. Y me alegro mucho de haberlo hecho».

Y nosotros también, porque, de lo contrario, sus encantadoras ilustraciones no formarían parte de la campaña de Navidad de Primark de este año. La peculiaridad de sus joviales diseños ha imbuido de alegría las imágenes que decoran nuestros escaparates y sus tonos dorados transmiten el espíritu navideño a la perfección. Pero, ¿cómo se consigue un encargo así con una de las tiendas de ropa más grandes del continente? La curiosidad nos podía.

«Mi colaboración con Primark surgió a raíz de una persona que trabaja en sus oficinas y que compró una de mis láminas en una exposición de arte local. Siempre pongo una tarjeta de visita en el reverso de mis láminas y tuve la suerte de que alguien vio la tarjeta en un escritorio y me buscó en Internet. Primark estaba buscando a alguien que crease personajes divertidos con un diseño tipo "garabato" para la campaña de Navidad y eso es justo lo que lleva mi tarjeta de visita, así que lo vieron claro. Creo que fue cuestión de estar en el lugar adecuado en el momento oportuno».

Pero, ¿acaso había soñado alguna vez con trabajar con una marca de ropa y complementos? «Primark es la primera tienda con la que colaboro, así que he empezado fuerte. Cuando me preguntaron si estaría interesada en la campaña de Navidad, no pensé que fuera de verdad. Estaba superemocionada porque nunca imaginé que mis personajes pudieran aparecer en una tienda o en un escaparate; fue totalmente inesperado».

Helena sigue decidida a hacer realidad sus sueños profesionales, lo que nos lleva a preguntarnos qué le recomendaría a los ilustradores en ciernes que quieren incorporarse al sector y despuntar, como ha hecho ella.

«Cuando tengas claro que quieres dedicarte a ilustrar, lo primero es preparar un dosier creativo. Como puede ser complicado nada más salir de la universidad, lo que yo hice fue crear encargos ideales, en los que elegía el cliente y las instrucciones de mis sueños; así pude empezar a montar un "portfolio" disfrutando de la tarea. El siguiente paso es crear una página web, lo cual es sencillo hoy en día. Yo usé Squarespace, porque puedo tenerlo todo junto y mostrárselo a mis clientes potenciales desde en un solo lugar.

«Una vez que la página web esté en marcha, busca los clientes (ya sea mediante LinkedIn o Google) con los que quieres trabajar. Y cuando localices a la persona adecuada, envíale un mensaje personalizado por correo electrónico con un enlace a tu web. Con suerte, te contestará y entonces es cuando de verdad empezará todo. Sin embargo, creo que lo más importante es no darse por vencido, como casi hice yo. Hay que seguir esforzándose y no dormirse en los laureles».

déjate emocionar por helena covell

En el mundo del diseño, el estilo personal es un factor que tiene mucho peso, sobre todo entre quienes se dedican a la ilustración y, con tantos profesionales en el sector, es importante hacer algo que llame la atención. Entonces, ¿en quién se inspira Helena y por qué?

«Hay varias personas que destacan para mí. Matthew The Horse, que fue tutor mío hace tiempo, pero que creo que será un mentor de por vida; su obra es preciosa. También Charlotte Dumortier, Molly Fairhurst y Mogu Takahashi; todos ellos. Cada vez que presentan algún trabajo, alucino, porque tienen unas líneas superfluidas y su obra es muy espontánea y desenfadada, lo cual me parece realmente inspirador. La espontaneidad de esas creaciones es justo lo que trato de conseguir en las mías».

Instagram ha hecho posible que muchos más artistas ganen visibilidad y reconocimiento; en este sentido, ¿cómo han influido las redes sociales en la carrera de Helena hasta el momento? «No me hace falta ir con mi "portfolio" a cuestas porque, para mostrarle a alguien mi trabajo, solo tengo que enseñarle mi Instagram. Para mí, Instagram es un sitio magnífico para exponer mis creaciones y, además, he tenido la suerte de recibir muchos comentarios positivos a través de la plataforma. Incluso he conseguido algunos clientes gracias a las redes. De hecho, te permiten mostrar un poco más tu personalidad porque, además de presentar la obra final, puedes compartir lo que te ha inspirado, por ejemplo, con las historias de Instagram».

En Primark queríamos darle un aire diferente a las imágenes de nuestra web, así que también le pedimos a Helena que retratara a nuestro equipo de modelos de la campaña de Navidad, algo que, suponíamos, sería un divertimento habitual para ella en fiestas con familiares y amigos. «Fue la parte del proyecto que más nervios me daba, porque la verdad es que no suelo dibujar a personas y, cuando lo hago, son tan idealizadas que ni parece que sean personas. Como no quería renunciar a mi estilo habitual, no las hice demasiado realistas. No es algo que haga mucho, pero creo que voy a comenzar, porque me lo pasé genial preparando las ilustraciones y dibujando mi propio retrato».

Cuando le preguntamos a Helena cuál sería el encargo de sus sueños para el futuro, intuimos que le ha picado el gusanillo de la moda. «He disfrutado muchísimo trabajando para el sector de la moda; es un ámbito que me interesa y, de hecho, muchas veces dibujo a mis personajes con la ropa que a mí me gustaría llevar o con las marcas que no puedo permitirme. Son un sueño. Por eso, me gustaría trabajar con más marcas de ropa. Y volviendo a lo de los videojuegos, uno de mis sueños siempre ha sido hacer uno y, toco madera, porque parece que podría hacerse realidad. El año que viene me pondré manos a la obra. No os lo perdáis».

Entonces, ¿qué le depara el 2020 a Helena? «Pues también estoy trabajando en mi próximo libro», responde sonriendo. «Es más bien una novela gráfica para niños de cierta edad, de entre 10 y 12 años, y esperemos que también guste a los adultos. Debería de estar lista a mediados del año que viene, así que el 2020 va a ser un gran año para mí, con muchas emociones… Además de colaborar con otras grandes marcas. Espero dejar atrás mis días como camarera».

Publicación anterior Siguiente Artículo
Jayne-Bibby-Autora
Jayne Bibby
Editora de moda
21/11/2019