Publicación anterior Siguiente Artículo

Reinventa tu vestuario con las prendas que ya tienes

Si normalmente aprovechas los fines de semana para salir de compras y la hora del almuerzo para ojear escaparates, seguramente echarás de menos la emoción de descubrir las últimas tendencias. No obstante, es muy probable que tu armario esté lleno de sorpresas y este es el momento perfecto para ordenar, volver a organizar y reimaginar las prendas que antaño fueron tus fieles compañeras. Sigue los consejos de esta guía y dedica una tarde de confinamiento a redescubrir y reinventar tu propio vestuario.

alt=

Divide y vencerás

El primer paso para crear un lienzo en blanco es sacar todo lo que hay en el armario y los cajones, y apilarlo en la cama o en el suelo para ver bien qué es lo que tienes. Divide las prendas en categorías, como partes de arriba, partes de abajo y vestidos, y aparta todo aquello que ya no te quede bien o que nunca te has puesto.

Lo esencial triunfa

Las camisetas lisas, los vaqueros y los pantalones y faldas en tonos neutros, que pegan con prácticamente todo, son la base de cualquier fondo de armario, así que junta todas las prendas que recaigan en esta categoría y colócalas en un lugar prominente del armario para poder verlas fácilmente. Si llevas uniforme para trabajar, deja un espacio libre para tenerlo a mano. Sitúa la ropa más pomposa, reservada para las ocasiones especiales y a la que recurrirás con menos frecuencia, al fondo.

Perlas ocultas

Todos tenemos prendas que en su momento compramos pensando que eran imprescindibles y que luego acabaron perdidas en el olvido de nuestro armario. Pues bien, ha llegado la hora de sacarlas, probártelas y conjuntarlas. Esta puede ser una buena oportunidad para lucir estilismos más osados en casa y considerar si te atreverías a llevarlos por la calle.

Arregla, vende y recicla

Seguramente tendrás prendas y accesorios que se han convertido en tus fieles aliados de estilo pero que merecen un poco de cariño. Si nunca encontrabas tiempo para reemplazar ese botón perdido de tu infalible chaqueta, quizás ahora sea un buen momento para ponerte manos a la obra. Transforma tus tejanos cortando los bajos para que queden deshilachados o convirtiéndolos en shorts. Si acabas con una pila de ropa que seguramente no te vas a poner, entonces plantéate reciclarla, donarla o incluso poner a la venta los artículos más preciados.

Estilismo al poder

Los conjuntos que llevamos más a menudo suelen ser los que ya hemos puesto a prueba; los looks con los que nos sentimos más cómodos, los que son fáciles de conjuntar o los que nos han reportado más elogios. ¿Por qué no aprovechas las horas muertas para probar nuevas combinaciones y crear diferentes atuendos? Si nunca has llevado una falda midi con un jersey de punto grueso, este es el momento de ver si pegan. O quizás tengas un vestido ancho que no sabes cómo combinar… Póntelo con un cinturón y decide si queda mejor con unas sandalias planas o con unos zapatos de tacón. Recuerda hacer fotos de los conjuntos que más te han gustado para no olvidarlos.

Nuevas combinaciones de colores

En el mundo de la moda actual cualquier combinación de colores tiene cabida, así que pasa de las reglas que hayas podido oír en el pasado. Para lucir un look sofisticado, apuesta por la tendencia monocromática combinando prendas y complementos de tonos iguales o similares. A veces hasta los colores más vivos y llamativos pueden quedar bien juntos; puedes conjuntar, por ejemplo, una blusa verde esmeralda con una falda plisada fucsia a ver qué pasa. Aprovecha tu tiempo libre para experimentar con lo que tienes.

alt=
Jodie Spragg
Editora de moda
01/04/2020
Publicación anterior Siguiente Artículo